Aulas y espacios

Mercucho es una escuela sin barreras arquitectónicas, lo que facilita el desplazamiento de las personas con alguna discapacidad de tipo motórica y, por tanto, no limita a ninguno de nuestros alumnos. Además, en Mercucho todas las esquinas de nuestro centro se encuentran protegidas, tanto en el interior como en el exterior de las aulas (patios incluidos).

Contamos en las puertas con sistemas de seguridad para que los niños/as no puedan pillarse los dedos. Asimismo, hemos incluido una zona de juego en el aula de bebés y en la del primer tramo de 1 año, de unos 5 m2, para el disfrute de los más pequeños con toda seguridad.


Contamos con los siguientes espacios:

-   Patio con mobiliario al aire libre, y toldo para los días de más calor.

-   Huerto.

-   Sala Snoezelen.

-   Dirección secretaria.

-   Comedor.

-   Cocina propia.

-   Ascensor.



Comedor y patio

Aunque no se pueda apreciar en la galería de imágenes, nuestro menú casero elaborado a diario en nuestras instalaciones inunda de un olor maravilloso la escuela cada día. Los momentos al aire libre son fundamentales para nuestros pequeños y es siempre un ansiado momento del día.





Aulas escuela infantil

Nuestras aulas, diseñadas en colores neutros, están adaptadas a las necesidades de los pequeños. Puertas antipinzamiento, esquineras antigolpes, suelos con vinilos antibacterianos, intercomunicación entre aulas y recepción y sistema independiente de climatización, ventilación y extracción. Varios ventanales y preciosos ojos de buey permiten que la luz natural fluya por todas ellas.





Zonas comunes

En esta galería puedes contemplar pasillos, nuestro rincón y atención continua en recepción que podéis encontrar en nuestra escuela.





El huerto

El huerto es una herramienta educativa muy valiosa que fomenta el respeto medioambiental, los valores ecológicos, el conocimiento de la sostenibilidad, permite disfrutar de alimentos cultivados por los propios escolares y valorar sus propiedades para nuestra salud.

La FAO sostiene que los huertos escolares son una plataforma de aprendizaje muy útil para mejorar la educación y la nutrición infantil y, a la vez, fomentan la conservación del medio ambiente y el bienestar social, físico y mental de toda la comunidad educativa.

Algunos de los beneficios que obtenemos al tener un huerto escolar en nuestra escuela son: La responsabilidad de los alumnos a la hora de cultivar su propio alimento les proporciona ilusión y aprendizaje. Favorece la alimentación sana y equilibrada, sin uso de productos químicos.

Cada enero, se hacen plantaciones nuevas y vamos cuidando y mimando cada día como parte del proyecto de nuestro centro, los alumnos observan el proceso de crecimiento, floración y salida de los frutos así como su recolección.

Como Bollullos de la Mitación es un municipio en el que muchas familias tienen huerto, se realizan muchas actividades con las familias y nos enseñan trucos para que nuestro huerto cada día este mejor.